Se trata de ir uniendo con un hilo fino tejido con mis pasos y ruedas, todos y cada uno de los pueblos del Mediterráneo, los paisajes, las culturas, las construcciones, la naturaleza, el arte… Que el origen de nuestra cultura hasta nuestros días se puede encontrar junto a nuestro marMare Nostrum” el que nos une "el que no entiende de fronteras...."

sábado, 5 de marzo de 2011

Cuentos, "arenas" Mediterraneo



En una playa de bcn sin ubicación en el gps. Esta entre la Luna llena y el Sol bajo; rodeada de agua  salada con su movimiento rompe en las rocas para salpicar  posiblemente a ese grano de arena que tiene color negro (despierta).

Que es una vida? Un granito de arena, frágil y minúscula…

No-me-ve

Este granito de arena de color negro hoy llamado No-me-ve con aires de grandeza como para comerse el mundo, pero carece de estabilidad y es frágil.
Que no somos nada, pero a la que pudo comprar la felicidad temporal y superficial su pensamiento fueron otros, su tolerancia se iría a poca poco. Le facilito el ver a otros granitos de color negro y poder estar en una mentira que solo se lo cree él, No-me-ve.
Pero se la cree y es capaz de estar sin preocupaciones, perdiendo lo poco que estaba consiguiendo el brillo de ese Sol que lo iluminaba era conseguir tener otro color y que no fuera solo negro…
No quiso estar de acuerdo con otras arenas felices y llenas armonía para dar fruto en el espacio del tiempo y crear algo juntamente.

El solo fue arrastrándose por unas olas hacia dentro del mar creyendo que el agua le daría más brillo, no eran más arenas negras, sumergido sin poder rodar, incrustado dentro sin ver el Sol. Que tenía esa agua, era diferente… No eran más arenas negras…

El mar tiene la tendencia de devolver todo lo malo (botellas de plástico, redes de pesca rotas, troncos, petróleo, etc.…) sea invierno o verano no importa. Cuando tenemos tormenta con más motivo se lleva hasta los malos pensamientos.  

No-me-ve quedo atrapado en una masa muy espesa, siendo expulsado por el mar y las otras arenas más otras sin querer fueron tras él. 
Unos guantes muy gruesos recogieron toda esa masa la entraron en un saco que fue cargado en un tractor…

mariamg

2 comentarios:

Lundra dijo...

Me gusta la ubicación de esta playa entre la luna llena y el sol bajo, si, me gusta, y en ella me gustaría perderme a mi en un día tormenta y sentarme en sus granos de arena y contemplar la furia del mar devolviendo parte de la porquería con la que estamos matando, ESCÚPELO TODO MAR¡¡¡ y quizás habremos ganado un día más de tu vida.

Precioso cuento Maria, precioso cuento.

Un besazooo

Kiku

mariamg dijo...

Este fin de semana he creada un cuento una historia que viene de lo real, y así poderme liberar de algo que no era mío…
Me encanta poderte leer, siempre con la sonrisa. ;-)